Aida en Oporto
aidoporto_banner.jpg

Hola, me llamo Aida de Luis y os voy a contar un poco de mi experiencia yendo de Erasmus.

Mi Erasmus lo hice a Oporto, en Portugal y fui al estudio de fotografía de Joana Bento. Fue una de las mejores experiencias que he realizado en mi corta vida de diecinueve años. Escogí ir a Portugal porque ya tenía algo de base del idioma. Yo decidí irme de Erasmus porque necesitaba enfrentarme a la verdadera realidad, necesitaba alejarme para volver mucho más fuerte, pero siendo la misma Aida. Y realmente muchas personas dicen que he cambiado, he dado varios pasos que me hacen fuerte y que ya no me ven como la chica tímida que se fue, siendo ahora más extrovertida.

aidoporto_1.jpg

Practicas con Joana Bento

Eso era mí idea inicial, pero al terminar el curso necesitaba irme de erasmus para saber lo que era hacer unas prácticas en un estudio de fotografía, ya que las prácticas que hice normales como todos mis compañeros de clase no fueron muy buenas. El señor con el que me toco no me enseñaba directamente, sino lo que aprendí de él fue la rutina que hacía con las fotografías, el resto era simplemente ir a sentarme a una silla y ya está el máximo trabajo que hacía era cambiar de apoyo las piernas. Eso me hizo sentirme mal, porque iba clase y todos mis compañeros hablaban de lo bien que les iba en las prácticas y yo era la única que no.

Y no me arrepiento de nada de haber cogido e irme de Erasmus, y si pudiera lo repetiría una y otra vez, y si es con Joana mucho más. Joana fue una persona maravillosa que se portó fantástico conmigo. Me machaco en el trabajo de edición, pero también me llevo hacer visitas divertidas, tanto por la ciudad o el llevarme algunos restaurantes típicos. Era la persona ideal, me enseñó lo que necesitaba de fotografía y había tan buena relación que quedaba con ella para ir a sitios.

Una de las actividades que más me costaba realizar era la fotografía con modelos pues no me sentía bien diciéndole a la persona lo que tenía que hacer. Joana esto lo solucionó. Me enseñó que no les estamos obligando hacer poses difíciles sino más bien les estamos guiando para que la postura favorezca a la persona. Ahora eso le tengo muy presente cuando hago fotografías con personas.

aidoporto_2.jpg

Alojamiento y convivencia

Bueno y el irse de Erasmus yo ahora lo entiendo como que supone dos cosas, una de ellas estar bien en las prácticas y volver con algo aprendido en ellas y por otro lado es la convivencia en una casa con desconocidos. La casa elegida fue un acierto. La gente que vivía en ella era maravillosa y super amable conmigo y se me hizo muy difícil despedirme de ellos al final. En la casa experimentamos una conexión que va a durar años gracias a las redes sociales que nos mantienen en contacto.

Oporto

Y que deciros del lugar, de Oporto, sino que es preciosísimo y que como fotógrafa me encantó. Mucho color y sobre todo predominando el amarrillo en muchos edificios y también el azul de sus baldosas de las iglesias. Sus calles empedradas, los tranvías, el ver por las calles también a muchos turistas, mucha gente de diferentes lugares, la rivera tan grande que la puedes observar entera desde los puentes, las bodegas de vino, los pasteles de nata y los pasteles de bacalao,… todo de por sí era hermoso pero junto hace a Oporto una ciudad preciosa y te hace entender por qué tantos turistas vienen a conocerla.

aidoporto_3.jpg

Laura (otra chica de la EAO con la que coincidí en Oporto) y yo intentábamos cada fin de semana ir a algún lado distinto. Fuimos a la playa, vistamos los puentes, la ribera, los jardines, museos, la torre de los clérigos, fuimos al acuario, al zoo, a muchas iglesias, a diferentes mercados, y aun así siento que todavía me faltaron cosas por ver, por fotografiar…

Bueno, puede parecer como que me tocó lo mejor y que no pase nada malo, pero como erasmus también tienes que ir preparado para las adversidades que te puedas encontrar. Por ejemplo, el hecho de ir a un sitio en el que no hablas bien el idioma puede hacer que al principio estés más cohibida pero en general la gente me entendía por la similitud en algunas palabras.

No tener conocidos al principio y darte cuenta de que estás sola en un país extranjero te puede dar miedo ante la incertidumbre. Pero mi experiencia es que eso sólo sucede los primeros días. A partir de ahí, una intenta socializar más con la gente del piso y también se lo comenté a Joana para que me dejara trabajar con ella más tiempo y no sentir soledad. Luego te das cuenta de que el tiempo pasa muy rápido y cuando miras atrás piensas en los miedos de los primeros días y la ironía de irte llorando porque echas de menos a la gente que conociste.

No te lo pienses dos veces y aprovecha y vete de Erasmus es una experiencia que, aunque parezca una atracción rusa, va a ser lo mejor que vivirás por las personas que conozcas o los lugares hermosos que visites.