Estancia Erasmus+ de Paula en Milán
2021_paula_01.jpg

Os voy a contar mi experiencia de Erasmus en la ciudad de Milán. Escogí la ciudad italiana por su estrecha relación con el mundo de la moda y su cultura; en un principio, con la intención de realizar las prácticas centradas en fotografía de moda, pero la serie de circunstancias que se daban en aquel momento no me permitieron trabajar en uno de estos estudios.

Finalmente encontré uno, muy pequeño, dedicado a la fotografía Newborn, de familia y embarazos. Erika Di Vito Estudio me introdujo en este nuevo mundo fotográfico, que ya llamaba mi atención anteriormente. Me puse en contacto y tomé la decisión de trabajar con ellos. Para mí sorpresa, en nuestra primera conversación, Erika me contó que su compañero se dedicaba a la fotografía de moda, y podría realizar también parte de las practicas con él. 

2021_paula_04.jpg Ambos me recibieron con los brazos abiertos. Erika me enseñó todo lo relacionado con los campos fotográficos en los que está especializada: maternidad, bebés y familias. Le ayudaba a montar los sets, a hablar con los clientes, en la edición de imágenes y a empaquetar pedidos; además, me dejo realizar varias sesiones con bebés y embarazadas. Estoy muy agradecida por todo lo que aprendí y por el cariño y trato recibido.

En esas mismas fechas sucedía Milan Fashion Week, lo que calculé antes de comenzar las prácticas, para poder vivir la experiencia de captar con mi propia cámara los estilismos de los invitados a los desfiles. Pude realizar estas fotografías y, sin duda, es un sueño cumplido.

2021_paula_03.jpg

Siento que mi experiencia laboral fue increíble; aprendí muchísimo con Erika y Bruno, porque siempre me explicaban todo al detalle, me enseñaron sus trucos, y me animaron a seguir fotografiando. 

También realicé varios proyectos por mi cuenta, entre los que destaca Street Style, para mí el más importante; pero también otros, con cierta carga emocional:

Mis fotografías de cada rincón de la ciudad, la gente, la gastronomía y la cultura italiana en general.

Entre éstas instantáneas se encuentran también mis compañeros de viaje; tenía miedo a esta parte del Erasmus, ya que no me consideró especialmente extrovertida, pero resultó ser todo lo opuesto a mis expectativas.

Tuve mucha suerte con mis compañeros de piso, un chico de Portugal y otro de Bolonia, con los que disfruté cada vez que llegaba a casa.

2021_paula_02.jpg

También contacté con compañeros de la Escuela, Irene y Miguel, no los conocía de antes pero al igual que yo, estaban realizando el Erasmus, y como todavía no conocía a nadie ni el lugar, me hicieron un tour por toda la ciudad. Esto me llevó a hacer más amigos, Alejandro y Ester, y viaje con ellos por todo el país; fue una experiencia maravillosa y me llevo su amistad. 

En cuanto al idioma, sentía cierto recelo al principio, pero poco a poco me fui relajando, y me comunicaba con todo el mundo.

Recomiendo esta experiencia plenamente; cambia tu perspectiva por completo, te abre la mente y dispara tus ambiciones. Cada vez que alguien me pregunta respondo que sí al 100%. Ojalá poder volver a vivirlo todo de nuevo.